Baño de belleza de 5 pasos

bano relajante

El momento más relajante del día es sin duda la hora del baño. Unos minutos bajo la ducha pueden tener una función renovadora para el cuerpo y la mente, dejando de lado el estrés y el cansancio. Pero además de una necesidad básica de higiene, el baño diario puede ser mucho más placentero si se transforma en un verdadero baño de belleza con aceites, cremas y esencias.

Para convertir tu casa en un spa y dejar tu piel mucho más bella e hidratada, sigue nuestros consejos sobre cómo preparar un baño de belleza en 5 pasos.

1. Configuración del entorno

La preparación del ambiente es muy importante para un baño agradable y relajante. Para armonizar el clima, selecciona tus canciones favoritas, preferiblemente las tranquilas, enciende velas o incienso aromático con fragancias estimulantes, como los cítricos que alivian la tensión, y si es posible, controla la iluminación. Para iniciar tu baño de belleza, enciende la ducha y controla la temperatura del agua, dejando que el vapor se extienda por todo el baño. Si te bañas en casa, aprovecha la oportunidad para preparar el agua con sales de baño de tu elección.

2. Tiempo para relajarse

Enciende la música y métete bajo la ducha o en la bañera, tratando de sentir el agua caer sobre el cuerpo. Dos minutos son esenciales para empezar a sentir los primeros signos de relajación.

3. Cuidado del cabello

Comienza tu sesión de spa en casa aplicando el champú ideal para tu tipo de cabello y luego enjuaga bien los mechones. Reemplazar el acondicionador con una crema hidratante y masajear suavemente el cabello con las yemas de los dedos. Deja que el producto actúe sobre las roscas en el momento dado en el envase. Para no desperdiciar demasiada agua, el tiempo que se pasa con la mascarilla es ideal para aplicar el cuarto paso del baño de belleza.

4. Cuidado del cuerpo y la cara

Los pies, manos y cuerpo deben recibir masajes con jabones hidratantes, aceites de baño y cremas exfoliantes con tapones vegetales para eliminar las células muertas, activar la circulación e hidratar el cuerpo. La cara necesita cuidados especiales. Aplica la crema exfoliante facial específica para tu tipo de piel y realiza movimientos suaves y circulares para renovar las células faciales.

5. Sesión final

Después de masajear, exfoliar e hidratar el cuerpo y el cabello, es el momento de retirar la mascarilla capilar y toda la espuma del cuerpo. Para activar la circulación y dar más energía al cuerpo, lo ideal es terminar con una ducha de agua fría, a menos que haga mucho frío.

Enjuaga todo el cuerpo y luego sécate un poco con sólo pasar la toalla por todo el cuerpo. Como la piel ha recibido tratamientos de exfoliación, es muy sensible y frotar la toalla puede atacarla quitándole su protección natural. Para terminar tu baño de belleza en casa, con la piel limpia y aún húmeda, aplica una crema hidratante en todo el cuerpo masajeando suavemente y una crema sin aclarado en el cabello, pero sólo en las puntas de las mechas.

Deja un comentario