Cómo conservar sus joyas

conservar joyas

A pesar de su durabilidad y resistencia, las joyas necesitan un cuidado especial para mantenerse hermosas durante muchos años. Si se almacenan de todos modos, pueden ensuciarse, rayarse, arrugarse e incluso correr el riesgo de romper algunas piedras. Echa un vistazo a algunos consejos sobre cómo conservar sus joyas y siempre tener accesorios impecables.

El cuidado de las joyas comienza con la compra. Para tener una joyería de calidad, es necesario buscar un joyero confiable o en una joyería de buena reputación. Observe si las joyas están en perfectas condiciones, sin riesgos u otros daños y sospeche de ofertas muy tentadoras.

El uso correcto de las joyas también es parte de los consejos para mantenerlas siempre bonitas. Cuando llevas las joyas en ocasiones especiales, lo ideal es dejarlas para que duren los accesorios.

Maquilla primero, perfuma y usa productos como el spray para el cabello siempre antes. Esto se debe a que los productos químicos son enemigos de las joyas y pueden dañar las piezas, especialmente las perlas.

Prefiere llevar los relojes y pulseras en el brazo que se mueve menos, esto reduce las posibilidades de arañar y amasar las joyas. No olvide quitarse las joyas para bañarse, meterse en la piscina o en el mar, practicar deportes o hacer las tareas domésticas. Tenga cuidado con los anillos, las piedras pueden astillarse o romperse si se golpean.

En el caso de la joyería de plata el cuidado debe ser aún mayor. Es aconsejable tocarlas lo menos posible, ya que el aceite natural de nuestra piel elimina el brillo de las joyas y las deja con un aspecto opaco.

Las joyas deben ser almacenadas individualmente, nunca en cajas de joyas y todas juntas. Una buena alternativa para almacenar joyas son las bolsas de terciopelo, ante o franela, que evitan que las piezas se rayen por el contacto de una con la otra. Si puede, guarde sus joyas en las cajas de donde vinieron.

Para limpiar las joyas, use un cepillo de dientes suave, agua y jabón suave. Enjuague con agua limpia y deje secar sobre papel absorbente. Para terminar, brille con una nueva franela. Evite las recetas caseras para limpiar joyas, aquellas con pasta de dientes, cola, té, alcohol o limpiadores caseros. Para una limpieza más técnica, es necesario dejar la pieza en manos de joyeros profesionales.

Deja un comentario