Cómo organizar las finanzas de la pareja

finanzas pareja

Cuando dos personas deciden vivir juntas, una de las cosas en las que hay que pensar es en cómo organizarán sus gastos. Aquí te proponemos cuatro formas diferentes de gestionar lo que la pareja gana y gasta, para que puedas elegir la que mejor se adapte a su estilo de vida.

Opción 1: Una cuenta conjunta

En este caso, los dos eligen tener sólo una o quizás más cuentas, pero todas las cuentas conjuntas se mueven por ambas.

Pros: Reduce la burocracia y facilita operaciones como pagos y depósitos, ya que todo está centralizado en una sola cuenta.

Contras: La desventaja de esta opción es que si uno gasta más que el otro puede generar algún tipo de conflicto, por lo que quien elija esta forma de organizar las finanzas debe combinarla de alguna manera para hacer que el gasto sea más equitativo y justo. A menos que esto no sea un problema para los dos.

Opción 2: Una cuenta conjunta para los gastos de la casa

En esta opción, cada pareja mantiene su cuenta individual para los gastos personales y una cuenta conjunta para los gastos comunes, tales como los gastos del hogar y los gastos de los hijos. Ambos depositan una cantidad igual o similar por mes para poder compartir los gastos por igual.

Pros: Esta opción es un poco más justa porque ambos pueden colaborar de la misma manera y es más fácil separar cuál es el gasto de la pareja y cuál es el gasto de cada uno. Esto facilita la organización de las finanzas personales en general.

Contras:

Opción 3: Cuentas individuales y gastos compartidos

En esta situación, cada uno tiene su propia cuenta por separado y cada uno paga ciertos gastos comunes. Por ejemplo, la mujer paga el alquiler y la energía, mientras que el hombre paga el condominio, el teléfono y el agua.

Pros: Lo bueno de esta alternativa es que cada uno cuida de sí mismo, así que es más fácil ver cuánto gasta en sí mismo y en los gastos comunes. También facilita el control y el ahorro de dinero.

Continuar después del anuncio

Contras: La desventaja es que uno puede terminar gastando mucho más que el otro, pero si eso no es un problema para usted, no se convierte en un aspecto negativo.

Opción 4: Cuentas individuales y gastos compartidos por igual

Esta alternativa se refiere a las parejas que prefieren tener sus cuentas separadas, pero cada una también contribuye con dinero para pagar los gastos a principios de mes.

Ventajas: Al igual que con la opción anterior, facilita el control del gasto y puede ahorrar más si lo desea.

Contras: Cuando uno está desempleado o gana mucho menos que el otro, puede sufrir de tener que tener una gran parte de su salario para contribuir también a los costes comunes.

Consejos para no fallar en las finanzas de la pareja

El consejo más importante es siempre llevar un registro de las operaciones de la pareja. Guarde los recibos, boletos, facturas y anote todo lo que sea posible. Esto también puede ser útil para que pueda planificar mejor sus gastos para hacer buen uso de sus salarios, pagar las cuentas y dejar un porcentaje para invertir o ahorrar.

Otro consejo es poner los billetes en débito automático o elegir uno de los dos de la pareja para pagarlos. De esta manera, evitan que uno de ustedes piense que el otro pagará y terminará no pagando, y al final, ninguno de los dos pagó la cuenta.

Ahórratelo. Ahorrar para obtener menos para gastar y el dinero sobrante es esencial para la pareja. Después de todo, usted nunca sabe lo que puede suceder en el futuro y algún día podría necesitar este dinero, ya sea para una emergencia o para comprar su propia casa. Es mejor estar seguro que endeudarse después.

Tenga cuidado con la infidelidad financiera. Sean honestos el uno con el otro. No omita los valores de compra ni mienta que no gastó en ciertas cosas. La honestidad es uno de los principales pilares que sustentan la relación. Por lo tanto, no dejen que las finanzas se conviertan en un problema entre ustedes, porque en realidad el dinero debe ser un apoyo para ambos y no una causa de discusión.

Siga los consejos y saque el máximo provecho de lo que ustedes dos consiguen para tener una vida cómoda, organizada y libre de estrés cuando se trata de las finanzas de la pareja.

Su opinión es importante para nosotros a la hora de identificar los puntos en los que podemos mejorar.

Deja un comentario