El mejor momento del día para comer dulces

dulces

Si siente un impulso casi incontrolable de comer dulces al final del día, sepa que hay una explicación para esto. Es sólo que en ese momento, normalmente hay un descenso considerable en los niveles de serotonina en el cuerpo.

La serotonina es una sustancia que desempeña un papel importante en el sistema nervioso y en la regulación de diversas funciones, como la liberación de algunas hormonas, el sueño, el apetito, la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones cognitivas. Es responsable de mejorar el estado de ánimo y causa una sensación de bienestar.

La falta de serotonina en el cuerpo puede causar depresión, ansiedad, comportamiento compulsivo e incluso enfermedades más graves, como la enfermedad de Parkinson, distonía neuromuscular y temblores. El bajo nivel de serotonina también está relacionado con el aumento del deseo de comer dulces y carbohidratos.

Pero ten cuidado cuando caigas en esta tentación, porque con un dulce aquí, otro allá, tu dieta puede terminar comprometida. El deseo de comer dulces puede ser evitado con mucho autocontrol y algunos trucos simples.

El primero de ellos es estar sin comida por largos períodos de tiempo. Al preparar pequeños bocadillos entre las comidas, se sentirá saciado y evitará sabotear la dieta cuando llegue la huelga de hambre. Aquellos que no renuncian a una golosina durante el día deben hacerlo preferiblemente después de una de las comidas principales.

Este es el mejor momento para endulzar el sabor, ya que las grasas, fibras y proteínas de otros alimentos consumidos durante la comida actúan como una barrera, retrasando la absorción de azúcar por el cuerpo.

Conocer la mejor hora del día para comer dulces no significa que se pueda abusar de las delicias llenas de azúcar y calorías.

Cuando no hay salida, es mejor elegir opciones bajas en calorías y porciones más pequeñas para matar la voluntad sin hacer tanto daño. Las paletas de frutas y el chocolate amargo son buenas y deliciosas sugerencias.

Deja un comentario